DECLARATIO LIBERTATIS

Ante las dificultades de todo tipo que afrontamos quienes anhelamos ver nuestros libros publicados, «mansana» se presenta como una editorial ficticia, por inexistente, cuyo objetivo consiste en publicar mis propios libros sin reparar en gastos, es un decir, no hay que tomárselo al pie de la letra; por tan bello y altruista gesto, tan poco común en la actualidad, no espero encontrar otra recompensa que no sea el reconocimiento de los contados lectores que se atrevan a leer alguno de mis libros.

Los libros de autores buenos y famosos, cuya magna obra deja huella indeleble en la literatura universal, los publica merecidamente Ediciones Siruela —por poner un ejemplo al azar de editorial de éxito—, ya que su modelo de negocio se basa en generar cuantiosos beneficios con la venta de sus obras; por contra, al no ser bueno ni famoso, uno tiene que buscarse la vida por su cuenta si quiere que la suya vea algún día la luz.

La autoedición ha sido la salida mágica que he encontrado para hacer realidad este empeño sin arruinarme por el camino, evitándome de paso la desmoralizante, inútil e ingrata tarea de enviar los originales en papel encuadernado a editores de verdad y a estos el tedioso y repetitivo trabajo de tirarlos directamente a la papelera, sin tan siquiera llegar a leerlos, con el trabajo que cuesta escribirlos.

Desde mi página web ofrezco gratuitamente los libros en formatos digitales, en la medida de lo posible los encontrarás actualizados porque cuando me siento inspirado los modifico para afinar semánticas, corregir los errores que encuentro de ediciones anteriores, añadir nuevos capítulos o simplemente para generar nuevas cubiertas, de cuyo diseño y realización también soy responsable.

Si prefieres leer los libros en papel deberás solicitarlos en la página que como autor registrado tengo publicada en Bubok; gracias a esta empresa he conseguido materializar mis libros cuando, tras años de espera y desesperanza, estaba a punto de tirar la toalla y sin necesidad de comprometer en ello el patrimonio familiar.

Lógicamente estos libros se venden porque es el modelo de negocio de Bubok y no puede hacerlo gratis, en el precio se incluye un pequeño beneficio que dedico a sufragar el coste de las herramientas que utilizo y del sitio web; en realidad los pocos ejemplares que se han vendido hasta la fecha los he comprado yo mismo para regalarlos, pero nunca se sabe, lo mismo un día aparece algún mecenas o cazatalentos inesperado, descubre mi potencial oculto y compra uno, la esperanza es lo último que se pierde.

No te molestes buscando en internet posibles significados para «mansana», la palabra en sí no tiene significado alguno ni tampoco es un acrónimo, aunque si te ocurriera algo original no dejes de compartirlo conmigo, por favor.

La naturaleza del nombre es un juego de palabras con gracia sevillana, si puede haber una editorial que se llame «siruela» también puede haber otra que se llame «mansana», al fin y al cabo ambas son frutas de temporada y están muy ricas, aunque la riqueza case mejor con Siruela que conmigo por razones obvias.

Busco un lema atractivo para redondear la imagen editorial, así que si se te ocurre alguno que no sea «me gusta la perífrasis» o «valen más mil palabras que una imagen», porque de esos tengo apuntados unos cuantos en mi lista, no dejes de comentármelo.

De momento va ganando por goleada «A veces hay que inyectarse fantasía para no morir de realidad», pero admito sugerencias.